ElCamerino
Volver
Escrito por : Ana María Enciso

 Con “La defensa del dragón”, largometraje sobre las luchas de la vida cotidiana, Natalia Santa se convierte en la primera mujer en representar a Colombia en la sección oficial del Festival de Cannes.

 

Defensaportada

 

 En el mundo tan infinita y meticulosamente analizado del ajedrez, la respuesta a la más leve de las desventajas ya es vista como una defensa. Siempre son las fichas blancas las primeras en mover, en atacar, y solamente por eso la respuesta de las negras es considerada así. De las múltiples maneras en que las fichas negras pueden responder al ataque inicial de las blancas, una de las más famosas es la defensa del dragón, o variante del dragón. Este conjunto de jugadas se llama así porque los peones negros forman la cola de un dragón (aunque pueda requerir un poco de imaginación llegar a verla).

 

Dragon1

 La defensa del dragón: https://www.youtube.com/watch?v=esbm4nL5G-A&t=411s


La idea es que, a partir de la situación que aparece en el tablero, las negras pueden oponer buena resistencia a los avances de las blancas e ir desplegando poco a poco sus fichas.


De manera similar a los peones actúan Samuel (Gonzalo Sagarminaga), Joaquín (Hernán Méndez) y Marcos (Manuel Navarro). Ellos tres: un jugador profesional de ajedrez sin esperanza en su futuro, que vive de dar clases a dos estudiantes y apostar partidas que desde el inicio sabe ganadas, un relojero empecinado en negarse a vender baratijas digitales y un homeópata ludópata, se esfuerzan por pasar los días tranquilamente, resistiéndose a los cambios a los que la vida los va empujando hasta que les llega el momento ineludible de asumir que corren nuevos tiempos.


La defensa del dragón (dirigida por Natalia Santa y producida por Ivette Liang) nos muestra cómo aquel que está en desventaja puede salir adelante con las pequeñas victorias que nos concede la vida cuando aceptamos sus cambios, los riesgos y retos que nos plantea; en lugar de estar luchando obstinadamente a pretender que las cosas puedan volver a ser lo que el paso del tiempo nos ha quitado.


Esta no es una película de grandes proezas, sino de pequeñas historias que pasarán desapercibidas para todos, que son irrelevantes para el grueso de la humanidad, pero no por eso carecen de cierta poesía. Son las mismas historias que, de una u otra manera, vivimos en el día a día.


Por eso el interés particular que muestran en los detalles. En el caso de Samuel, los acercamientos a los tableros de ajedrez cuando juega, las flores que encuentra pintadas en los sobres en que le pagan las clases de matemáticas que dicta, la intimidad tensa de las conversaciones con su ex esposa o con el actual marido de ella. Para Joaquín, el detalle de su trabajo como relojero, la particular penumbra de su taller, la manera en que el vigilante del local le guarda un secreto. En la casa de Marcos vemos los momentos de intimidad que tiene con su empleada, la forma ritual en que fuma marihuana, la manera casi meditativa en que apuesta en el casino, esperando descubrir la manera de ganar siempre.


Hay otro aspecto en que La defensa del dragón retrata lo que lucha calladamente por sobrevivir y es en las locaciones de la película. Como los clubes de ajedrez, que poco a poco desaparecen. Esta película sin pirotécnica merece ser vista, es muestra del cine colombiano como artesanía, como una pieza que se pule lentamente y con convicción. Prueba de ello es el hecho de que con ella Natalia Santa se convierta en la primera mujer en representar al país en la sección oficial del Festival de Cannes.

 

 
 

 ----------

La defensa del dragón se estrena en cines el 27 de julio. 

 
VER TAMBIÉN:
 
Natalia Orozco: Hacer documentales es como hacer poesía
Rafael, un milagro en la gran pantalla
Porno
 
 

TWITTER

FACEBOOK

AGENDA ARTIFICIAL

Noviembre 2017
D L M X J V S
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

telegramas-bt

canillitas

paute-bt