LaGaleria
Volver
Escrito por : Daniela García Lara

Perfil del diseñador Danilo Calvache

 

Calvache

   

 

¿Cuál es su consejo para quienes son y quienes serán diseñadores? 

“Entender al diseño como una pasión”

 

Esta es la frase emblema del teórico y diseñador Ludwig van der Rohe y es también el concepto que ha servido de guía para el trabajo del diseñador colombiano Danilo Calvache, quien cree en el diseño como un balance entre la estética y la función.

 
Calvache nació en la fría capital colombiana, aunque suele decir que proviene de Pasto, ya que ha pasado la mayor parte de su vida allí y fue el lugar en donde seguramente y sin imaginarlo nació su pasión por el diseño. En esta ciudad, creció en una familia rodeada por el arte, lo que le permitió crecer en un contexto apto para cultivar su inclinación por el diseño y promovió su acceso a libros de fundamento del diseño, incluso antes de entrar a la universidad.


No solo por la experiencia de vivir en una ciudad pequeña, sino por los libros, las corrientes y los artistas que conoció en el transcurso de su formación, Calvache sostiene que toda creación cambia según el lugar desde donde se conciba. “Cambia la estética y tiene unas características específicas del contexto”, explica el diseñador.


Esta noción marcó la pauta de sus diseños y de sus procesos de creación, sobre los que cuenta: “Yo me he ensuciado las manos, he ido al taller, he trabajado con los carpinteros”, lo que le ha permitido ser testigo de cómo el proyecto “surge desde una idea, hasta poder hacer un producto real”.
Egresado del colegio San Francisco Javier de Pasto, decidió seguir sus estudios profesionales en la Pontificia Universidad Javeriana, en donde terminó la carrera de Diseño Industrial a sus 21 años. No obstante, al preguntarle si es creyente, asegura serlo aunque, eso sí, “lo suficiente”.


“Todo es circunstancial en la vida”, sostiene el diseñador mientras recuerda que en 1998, unos meses después de haberse graduado de la universidad, decidió regresar a Pasto. Allí se vinculó con el Laboratorio Colombiano de Diseño, en donde se acercó al campo de la orfebrería, al convertirse en asesor de oficios artesanales, y conoció el trabajo en comunidad. Se adentró con la gente hasta entender sus dinámicas, dejando atrás su “rol de diseñador”.


Para el año 2000 se vinculó como docente del programa de Diseño Industrial en la Universidad de Nariño, experiencia que le permitió por primera vez “hablarle de diseño a la gente”. Calvache asegura que la mayor ganancia de ser profesor es “estar en contacto con otras mentes” lo que ha servido como una vía de retroalimentación y “ha estimulado mucho” su creatividad. Al hacer un breve recuento para determinar cuáles son los retos personales que le han acompañado en su proceso creativo a través del tiempo, Danilo asegura que “el gran reto es poder ver que las cosas que haces impactan a la sociedad” y finalmente que cada objeto “sirva para solucionar algo que la gente requiere”. Su carrera lo ha llevado a convertirse en un diseñador crítico con sus colegas que son inconscientes con lo que ofrece el contexto; aquellos que persiguen la complejidad ostentosa que resulta ser poco accesible a públicos locales.

  

 Calvache1
 

 

“Less is more”

 
Así como Calvache encontró en la filosofía del arquitecto y diseñador industrial Ludwig Mies van der Rohe, director de la escuela de diseño Bauhaus (1930- 1933), un ejemplo para el desarrollo de su trabajo, también se ha visto influido por el diseñador alemán Dieter Rams, quien fue el líder creativo por más de tres décadas de la compañía de electrodomésticos Braun. Rams aparece en el mundo del diseño entre la década de los cincuenta y sesenta, siguiendo la línea de Van der Rohe y desarrollándola a través de los que consideró eran los "diez principios del buen diseño". Estos contemplan aspectos como la innovación, la óptima funcionalidad equiparable al sentido estético, la simplificación, discreción y honestidad del producto, el respeto con el medio ambiente y por último, el aporte de su postulado teórico: Weniger, aber besser que traduce, al español, Menos, pero con mejor ejecución, una propuesta que destacó la importancia de la buena función en el objeto. La filosofía de Rams se convirtió con el tiempo en una guía del sentido de los productos de Calvache, a los que define como algo “ básico, limpio, simple”. 

 

El hombre depende de los objetos

 
Al preguntarle a Danilo sobre la importancia que el diseño tiene o que debe tener en la vida cotidiana, asegura que “vivimos en un mundo inmerso en diseño” en el que “cada persona se relaciona aproximadamente con 600 objetos de diseño por día". Estos objetos son construidos por equipos humanos conformados por diseñadores para llegar a manos de la gente que lo convierte en “parte de su identidad”; y cumplen un ciclo tanto económico como social, del que Calvache concluye: “el hombre depende de los objetos”.


Siendo así , sabe que el diseño es un “factor de desarrollo económico, de innovación y de desarrollo social”, razones por las que cree que debe ser visto como una herramienta o estrategia política, ya que tiene la capacidad de transformar.

  

 Calvache2  Calvache3

  

 

 -----------

Daniela García Lara es periodista de la Universidad Externado de Colombia, con estudios en Comunicación y Educación de la Universidad de Buenos Aires. Amante de la moda, el diseño, el cine y el arte en todas sus formas y creyente ciega de la escritura humana y responsable, 
ha participado en publicaciones especializadas en arte, arquitectura y diseño.  Es, además, de las que aún sueña con cambiar el mundo desde un salón de clases.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

 
 

TWITTER

FACEBOOK

AGENDA ARTIFICIAL

Agosto 2017
D L M X J V S
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

telegramas-bt

canillitas

paute-bt