LaRadiola
Volver
Escrito por : Santiago Espitia

 Tres artífices, fanáticos honestos de la salsa, charlaron con el vocalista de La Mambanegra en una tarde bogotana. Se habló de música y fiesta. Acá les dejamos el resultado.

 

Jacoboportada

 Jacobo Vélez por Paulo César Gutiérrez

 

 

El sábado 16 de julio nos encontramos con Jacobo Vélez, el prolífico líder de la banda de salsa La Mambanegra. La cita fue en una vieja e imponente casa de Teusaquillo en Bogotá, donde hoy se encuentra la sede de la revista El Malpensante. 

 

Así, bajo una típica tarde bogotana en la que el sol luchaba con las nubes por no dejarse tapar por su espesura, El Callegüeso, nombre con el que se autodenomina Jacobo, respondía las preguntas de una periodista. Mientras tanto nosotros, Roli, Palito y yo, esperábamos impacientes a que nos tocara el turno de hacer las preguntas de nuestra primera entrevista a un artista musical.


Al cabo de un rato, Jacobo volteó a mirar hacia donde nos encontrábamos luego de que Roli hiciera con sus manos una clave de ritmo que llamó la atención del músico caleño. Este pequeño gesto rompió el hielo y tras cruzar unas cuantas palabras desde un extremo del patio al otro, Jacobo nos señaló con una informalidad genuina que seguíamos nosotros.


Unas horas antes. ese mismo día, en la cocina de mi apartamento, nos reunimos Roli, Palito y yo a planear las preguntas, tomar apuntes de las letras de algunas canciones y, cómo no, a enfilar unos rones. Y es que al enterarnos de que podíamos entrevistar al cantante de La Mambanegra, Roli, un viejo lobo de mar, veterano de mil parrandas y guía espiritual en el amor por la música, se ofreció animosamente a participar en la entrevista al Callegüeso y propuso que hiciéramos esto como si estuviéramos en la sala de la casa, es decir, echando lora e intercambiando cancioncitas. Palito y yo coincidimos de inmediato con él. Palito debía aportar su caleñidad a la entrevista y hacer el registro visual de esta experiencia. 

Una vez sentados en el patio trasero de la casona del Malpensante, rodeados de varias palmeras, nos saludamos con Jacobo y nos sentamos para comenzar la entrevista. Le contamos que somos “fans” de la banda y que nos gusta el perrenque que le ponen a sus conciertos.


Luego de habernos presentado, comenzamos hablando de El Callegüeso original, es decir su abuelo, un músico bugueño que salió de su tierra con “tres panes y una panela”, como decía su abuela. Embarcándose de polizón en Buenaventura salió rumbo a Nueva York, fue descubierto y arrojado al mar por la tripulación en Cuba y allí fue salvado por un sacerdote Yoruba que lo bautizó con ese nombre. De estas historias, en donde las anécdotas fantásticas del viaje de su abuelo, las profecías y los poderes mágicos otorgados por el Babalawo, Jacobo alimentó y llenó de elementos estéticos la identidad de la banda que su abuelo fundara con el nombre de la Mambanegra por allá en los
años cuarenta en la ciudad de Nueva York.


Sin embargo, la gran influencia musical de la nueva Mambanegra venía de la música jamaiquina que el Callegüeso había descubierto en el bar de ragga y dance hall Nuestra Herencia, que quedaba ubicado en la calle quinta en Cali, así como del gusto por el funk y la salsa callejera newyorkina de los años setenta, que se oía en los bailaderos clásicos de Cali como el Tintindeo y Zaperoco. Estos elementos, así como la enorme admiración por el saxo de Maceo Parker y la trompeta del gran Miles Davis ayudaron a configurar el cuerpo y el alma de la orquesta salsera La Mambanegra. Además, según nos contó Jacobo, las historias que hablan de la calle y de la vida en el barrio inspiraron las letras de sus canciones: “Hay dos maneras de verlo, porque yo no vengo de la calle real, desde mi lugar es como una caricatura de lo que yo percibo como la calle, una caricatura tal vez mal esbozada. Sin embargo, yo también soy callejero, ¿me entendés? Yo he vivido la calle y he vivido mucho la noche, yo soy un animal nocturno. De alguna manera conozco algo de eso, pero no lo soy. Entonces digamos que, de alguna manera, ese lenguaje que medio conozco es mi materia prima”




Esto sucede en la movida actual de la salsa caleña: las bandas están incorporando más elementos de la calle y del barrio, como es el caso de Clandeskina y Calibre, que. según afirmaba el Callegüeso son bandas “potecudas”.

 



Esa relación de Jacobo con la calle se refleja en la puesta en escena de La Mambanegra que, en mi opinión, desata la descarga llenando el ambiente de sus conciertos de mucho voltaje, poniendo a bailar y a sudar hasta al más tieso. Cuando le sugerí esto al Callegüeso respondió con sencillez que ese perrenque hacía parte de su energía y a la hiperactividad que lo caracterizaba, sin embargo, reconoció que los músicos le decían: “esta la única hijueputa banda donde yo me bajo sudando.”

 


De repente, en plena conversación, aquellas nubes espesas que nos recibieron cuando llegamos no resistieron más y dejaron caer una lluvia que nos espantó hacia el interior de la casona. Una vez adentro, le preguntamos al Callegüeso por la gira de La Mambanegra por Europa. Nos contó que estuvieron en Alemania, Francia y el Reino Unido del 17 de julio al 9 de agosto, y que en alguno de estos escenarios tuvieron la oportunidad de compartir cartel con “caballos”, es decir, con grandes músicos de la talla de Alejandro Abreu y su orquesta Habana de Primera o de la banda de Jimmy Bosch la Spanish Harlem Orchestra.


Para despedirnos, le preguntamos al Callegüeso si lo veríamos en el Petronio, y de nuevo con su actitud descomplicada nos respondió que sí y nos invitó a que nos pilláramos en Cali para esas fechas, y quién quita, tal vez charlar con otros músicos. Emocionados por lo ocurrido, nos devolvimos al apartamento a finalizar la labor que habíamos comenzado horas antes con esos acaramelados roncitos escuchando el último disco de La Mambanegra que Jacobo nos regaló. ¡Planzazo!

 

 
 
VER TAMBIÉN:
 
Ali Stone: Una DJ de nuevas armonías
Por un mundo más cursi: Pedrina y Río
Cuando el alma va de fiesta por la vida
 
 

TWITTER

FACEBOOK

AGENDA ARTIFICIAL

Noviembre 2017
D L M X J V S
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 1 2

telegramas-bt

canillitas

paute-bt